Hablemos de Egos

"Perpetuamos el círculo vicioso de egos inflados, sumamente conflictivos, y poco constructivos.
Tenemos estas actitudes tan incrustadas en nuestro ADN, que creemos que para ser un buen músico, hay que tener este tipo de arrogancia."